La transformación en Glp, el tipo y la dislocación de los componentes relativos a un vehículo con carburador, corresponden sustancialmente al dibujo en la figura. El GLP en estado líquido, á través de  la presa de carga, llega al tanque. Desde aquí, gracias a las importantes funciones de la válvula múltipla, a través de la tubería de alta presión y mandado por la electroválvula GLP, llega al reductor-vaporizador neumático o electro-asistido. Aquí, a través la agua del instalación de refrigeración del motor, alcanza el estado gaseoso y la presión atmosférica, y luego llega al mezclador para ser mezclado y reglado con el aire. En los vehículos a carburador hay una particular “electroválvula gasolina” que durante del funcionamiento a gas bloquea el flujo del carburante original. La conmutación gasolina gas se dirige por un conmutador que obra también como indicador de nivel. Los productos que necesitan para la transformación de un coche con carburador se venden singularmente (no hay Kit BRC); por eso son posibles muchas combinaciones, según el tipo de vehículo, la elección del instalador, etc …

click para agrandar